Para ponerlo en términos mundialeros: digamos que Steve Jobs es Mark González (o Alexis Sánchez, o Suazo, o Valdivia). Ellos meten el gol, salen en las repeticiones todos hablan de ellos. Pero cuando hablamos del iPad, hay que hablar de Marcelo Bielsa, es decir, de Roger Fidler. ¿Quién es Roger Fidler? Ponga play.

Roger Fidler aparece aquí hablando del Tablet en 1994, hace 16 años. Pero empezó trabajando en el tema en 1981. Hace 30 años. Not bad…

El asunto es que en 1981, 1988, 1990, 1994, 1994, 1999 Fidler ya estaba haciendo prototipos, algunos de sólo con páginas impresas, pero otros funcionando, tal como se ve en el video.
Fidler en Chile
En 1994, un visionario profesor de la Universidad Católica de Chile lo invita a dar una conferencia. Eduardo Arriagada, el mismo @earriagada que conocemos, lo pone en un estrado a hablar de un Tablet con e-ink que tendría hipertexto y que tendría enlaces, video e infografías animadas… No sé cuantos habrán entendido (o recordado) lo que decía Roger Fidler. En el Cuadernos de Información nº9, de 1994, Roger Fidler escribía un artículo titulado «El diario que viene«. (Gracias Francisco Fernández @fjfernandez)

27 de enero 2010. Let´s the show begin.

La Primera gran consideración.
No lo digo yo, lo dice Steve: Este es una nueva categoría. No es un computador, no es un iPhone «grande». Es otra cosa, algo nuevo. Algo que inaugura una nueva categoría de aparatos. Algo que sólo se justifica si mejora la experiencia en ciertas cosas de los otros dos aparatos. Y el mago de Apple lo hace muy evidente en su presentación al poner entre el iPhone y un computador al iPad. En el video, literalmente crea un espacio entre ambos. Véanlo. 6 minutos de magia.

El asunto con esto, es que una nueva categoría de aparato genera nuevos momentos de contacto, nuevas experiencias de uso, nuevos momentos. Y esto es vital. Porque el iPad es un producto que llama a consumirse en un tiempo de «Relax», como lo definió certeramente Mario García.

El iPad está llamado a leerse en situaciones de tranquilidad y relajo. Imagen de USAToday.

El iPad está llamado a leerse en situaciones de tranquilidad y relajo. Imagen de USAToday.

Los tiempos de uso y exposición al iPad son diferentes. Diversos estudios debaten que el tiempo de exposición a las noticias en la web desde un computador de escritorio son entre 1 y 5 minutos. Y desde un móvil, para que decir, la experiencia no es de lo más agradable.

Lo importante es que al aumentar el tiempo de exposición al aparato, producido por un mejor «humor» del usuario, los periodistas, como productores de contenidos, podemos ofrecerle una más atractiva experiencia de usuario. Una experiencia donde el contenido, en todas sus formas, vuelve a cobrar importancia. Un contenido que requiere de profesionales dedicados a generarlos, a planearlos y desarrollarlos, con todas las opciones multimedia que hoy ofrece el iPad. Y con herramientas cada vez más al alcance de la mano de cualquier redacción. Pero ya hablaremos de eso.

Raya para la suma: el iPad es una nueva categoría de aparato que genera una nueva relación con el usuario y que está ahí para que nosotros la desarrollemos. Estemos atentos, no perdamos la oportunidad.

Este artículo tiene 2 comentarios

  1. Sandra Carmona Contestar

    Hola! En tu post dices que el iPad es para usarse en tiempo de relax. Existe la opcion de navegar en facebook y usar todas sus aplicaciones en el ipad? En mi caso, estoy muy conectada con mis amigos a traves de ese medio, y me gusta compartir noticias desde los sitios donde fueron publicadas.

    ps. esta bonita la grafica del blog

    • Javier Devilat Contestar

      Sandra, claro que se puede navegar. Tiene browser (Safari) por tanto puedes pasearte por toda la web. Sólo deber estar en una zona Wifi, o si tienes uno además 3G, estarás conectada todo el tiempo. Lo interesante es que se puede disfrutar incluso offline, ya que al bajar las Apps (juegos, contenidos, películas, revistas, etc), quedan alojadas en el disco duro.

      Y que bueno que te gustó el blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *